martes, 19 de mayo de 2015

EL PROYECTO INTERMINABLE

Pones toda tu ilusión en él. Todo tu empeño. El resto no lo comprende, puede incluso que no lo entiendan nunca. Esa obsesión, ese afán por realizarlo. Luchas contra viento y marea. No te va a hacer rico, pero sabes que estás haciendo algo bonito, en lo que pones tus sentimientos, tus ganas de hacer, tu destreza, tu cariño. Estás haciendo arte. Algo que quedará ahí, que perdurará, algo que podrán seguir leyendo incluso cuando ya no estés. El tiempo pasa y apuestas por él. Es tu criatura. Es como tu hijo. Es ya más que eso. Has pasado tantas horas mirando ese monitor y sentado en esa silla, que todo lo que no son cuatro paredes se te hace raro.
Gracias a esa bella mujer que supo esperar pacientemente. Va por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme un comentario!